16 ene. 2007

Naufragio en el desayuno


Aquí os dejo un incidente de esos que tanto me gustan a mi, lo extraordinario puede estar en las cosas más rutinarias, solo hay que echarle un poquito de imaginación.
Un biquiño

4 comentarios:

gobliña dijo...

Eso es lo que me suele pasar a mí por las mañanas...cuando me evado a mi mundo piruletil y me olvido de pilotar bien la galleta o el churrusco de pan..sabes que prefiero navegar en un churrusco, es más confortable!...glugluglugluglugluglu!

Juanje dijo...

jajaja yo no se si navegar...pero lo más usual es que se me caiga dentro y me salpique o k directamente me kde dormido encima de la taza jajajajaja

Un tema genial Pirusca

Un besazo!

Gregorio Verdugo dijo...

Hola, me encanta tu blog.
Me gusta escribir y tengo dos blogs donde subo lo que escribo.
Ando a la busca de lectores para difundirlos, pero de buen rollo, invitando a la gente y haciendo amigos.
Me gustaría que los citaras en tu blog para que otros puedan verlos y visitarlos.
Te invito a que te pases por ellos a echar un vistazo y, si te parecen buenos, me promocionas o vótame en el concurso de 2o minutos
http://www.enunblog.com/Aguirre
http://territoriocervantes.blogspot.com

chiscoleando dijo...

¡Me encanta!