28 ene. 2010

El diario de Pirusca. Hoy: de cuesta en cuesta

Había una vez una niña que vivía en una ciudad con muchas cuestas, cuando salía por la mañana bajaba feliz cuesta abajo pero cuando tenía que volver con su comprita ya era otra cosa y las cuestas parecía que no acababan nunca, además su casita estaba en lo alto de una de ellas, eso sí, rodeada de muchos arbolitos.

Dedicada a todos los que llegamos a Vigo y ...no podemos con las cuestas!
-----------------------------
A girl who live in the top of a very steep slope.

1 comentario:

Be dijo...

creo que te hace falta un carro, jejej!!un besin!!